Lotería de Navidad: Becerreá «venera» a su ganador del gordo del 2012 y prueba suerte con su número

Novas: 

Fuente: La Voz de Galicia (18/12/2014) Fernanda Follana
Un vecino «con estrella» ha hecho que se disparen las ventas de Lotería de Navidad en el municipio lucense de Becerreá. Se trata de Manuel López Pombo, que el año pasado fue agraciado con el gordo. Los becerrenses confían en que la suerte vuelva a sonreírle y han decidido comprar el mismo número que adquirió este hombre este año, fuera cual fuera, en este caso, el 58943.

López Pombo repartió el año pasado dos millones de euros entre familiares y amigos con cinco décimos que trajo de la empresa de su hermano, de San Sebastián de los Reyes. Este año ha vuelto a traer lotería de Madrid, pero curiosamente juega a un número distinto. Los décimos del 58943 le han volado de las manos y, por si la suerte le volviera a rondar, algunos vecinos no quisieron quedar sin tentarla.
Una pandilla de amigos ha encargado 15 décimos del número 58943 a una administración de Jaén. Además, han pedido a Alicante 40 décimos del número con el que soñó Constantino Bendoiro, de Viladicente (As Nogais), el 30734. Moncho, que regenta el bar Eslavín en el centro de Becerreá, fue el encargado de realizar las gestiones para comprar el número de López Pombo. Comprobó que se vendía en Madrid, Zaragoza y Jaén, y fue en esta última administración donde antes cogieron el teléfono. Como anécdota, destaca que por error solo le cobraron los 23 euros del envío, cuando había acordado con la lotera pagar los décimos al recibir el correo. Ya que sin pagar no toca, el grupo de becerrenses llamó rápidamente para realizar ingresar el dinero en cuenta.
La sensación de que la suerte volverá a parar en Becerreá este año se refleja también en las ventas en la propia localidad, que se han disparado. Aunque no hay administración de loterías que despache décimos -solo hay máquina-, en los bares del pueblo las ventas se han incrementado. Cristóbal Rodríguez Camba ya ha repartido 7.000 euros en décimos en el bar Coco-Loco que regenta, frente a los 3.000 despachados la temporada pasada. También la sociedad deportiva ha multiplicado las ventas.