La nieve obligó a acortar la prueba del Campeonato de España de Enduro en Becerreá

Novas: 

Fuente: La Voz de Galicia (1/04/2007)
(Firma: Fernanda Follana)
«Más dura que cualquier prueba del mundial». El campeón del mundo Iván Cervantes, a la postre vencedor absoluto de la prueba, expresaba así lo que vivió ayer en la segunda prueba puntuable para el campeonato de España de enduro que se celebró en la localidad lucense de Becerreá, organizada por el Motoclub Sprint. La nieve, el frío, el barro y la niebla volvieron durísimo el recorrido, especialmente en las cotas más altas.

Los abandonos se sucedieron y la organización se vio obligada a suspender la parte final de la carrera. Antes de comenzar, los pilotos organizaron un acto de apoyo al catalán Isidre Esteve, gravemente herido tras sufrir un accidente en una competición.

El temporal se presentó con la prueba en marcha. En la salida de Becerreá, a las nueve de la mañana, el cielo presentaba incluso algún claro. Los corredores se quejaron del frío, pero también de la falta de visibilidad. En los lugares más elevados llegó a caer tanta nieve que tapaba las roderas de los vehículos que iban delante. «La moto bajaba por los cortafuegos como por un tobogán», explicaba algún piloto sorprendido.

Los gallegos se adaptaron a las condiciones. Xacob Agra acabó sexto y venció en la categoría de enduro 2. El corredor de O Cádavo Enrique Veiga venció en el Trofeo Nacional Júnior. Fue el segundo gallego. El local Álvaro Becerra, sexto en Júnior Open, relataba lo difícil que le resultó terminar a él y a su compañero Saúl Vázquez, a pesar de que conocían el trazado: «Llegó un momento en que dije: abandono. No sentía las manos. Paré, me saqué los guantes y la sangre volvió a circular por mis dedos». «El circuito es el mejor. Se fueron todos alucinados», comentó.